DroneStorm, además de ser un producto innovador desde un punto de vista tecnológico, es un producto que da respuesta a un conjunto de necesidades operativas demandadas actualmente por distintos sectores y mercados.

SOTICOL Robotics Systems, empresa de base tecnológica instalada en el E-Tecnoalcalá Hub y spin-off de la Universidad de Alcalá, con una dilatada experiencia en la investigación tecnológica aplicada a los drones, ha convertido una de sus líneas de investigación relacionada con el control óptimo y planificación de sistemas dinámicos, en el DroneStorm, un nuevo producto tecnológico comercial y pionero para el despliegue de enjambres de drones.

Actualmente, el vuelo de drones en enjambre es una tecnología incipiente a nivel mundial que está empezando a considerarse como una solución autónoma y eficiente que, a su vez, genera nuevas cuestiones estratégicas, operativas y legales en diferentes sectores, como pueden ser el de Defensa y Seguridad, Energía o Espectáculos y Eventos, entre otros.

El comportamiento de enjambre se observa con mayor frecuencia en la naturaleza. Los sistemas en enjambre consisten típicamente en agentes individuales (tales como hormigas, aves, células o drones) que interactúan entre sí y con su entorno. Los agentes siguen reglas simples, pero las interacciones colectivas entre los agentes pueden llevar a comportamientos colectivos bastante complicados y sofisticados, incluyendo la inteligencia emergente. Por ejemplo, un enjambre puede permanecer en formación mientras cambia de dirección varias veces.
El producto DroneStorm exhibe una inteligencia emergente que sigue reglas simples para guiar el comportamiento de forma individual. De este modo, cuando esto ocurre pueden surgir comportamientos complejos y unificados.

Una de las bondades del DroneStorm es que es válido tanto para desplegar enjambres de drones de ala fija como rotatoria, e incluso, enjambres mixtos.
Se puede considerar que este producto está perfectamente integrado en los autopilotos SRS que lleva comercializando SOTICOL RS desde hace ya más de cuatro años y que se basan en la tecnología CACM-RL©. Gracias a esta tecnología, la capacidad del enjambre es ilimitada, es decir, desde un punto de vista del control y coordinación, a través de esta tecnología se puede tener un enjambre todo lo numeroso que se desee para cubrir de forma eficiente la misión operativa establecida.

Son diversos los sectores y aplicaciones para los que actualmente SOTICOL RS está ofreciendo su solución innovadora de enjambres: desde espectáculos de luces con drones para el sector de eventos y espectáculos públicos, pasando por enjambres para el transporte de cargas en el sector logístico o misiones de vigilancia fronteriza y costera o de rescate y emergencias para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y/o Protección Civil y Emergencias. Aunque son sectores diversos y de características muy diferentes, el nuevo producto tecnológico es el mismo para cualquiera de las aeronaves elegidas, por lo que implica un alto grado de eficiencia en la configuración y calibración de los distintos equipos y plataformas.

Con la entrada en vigor de la nueva normativa europea (Reglamento de Ejecución [UE] 2019/947), que considera el vuelo autónomo y en enjambre, SOTICOL RS ha dado ya el paso de tener una tecnología de enjambre 100% española y disponible comercialmente para aquellos usuarios finales u organismos que necesiten cubrir alguna necesidad operativa de forma eficiente mediante enjambre de drones.

El hecho de ser la primera empresa española en alcanzar un producto comercial, como es el DroneStorm, para el despliegue de enjambres de drones, da a SOTICOL una ventaja competitiva dentro de sus sectores de actuación, situándose así entre las primeras empresas mundiales en tener una solución propia.