Madrid es la cuarta ciudad del mundo, tras LondresTel Aviv y Seúl, en albergar unas instalaciones de este tipo. Aterriza así en nuestra ciudad la compañía que comenzó como start-up hace 18 años, hoy en día cuenta con 55.000 empleados, y su espíritu emprendedor de apoyar a los grandes cerebros del mundo sigue intacto.

La apuesta llega en el lugar y el momento adecuado, gracias al talento existente en el país y a las ganas por innovar, “porque quien crea empleo en el país no es el Gobierno sino los pequeños empresarios, los autónomos y las startups”, destacó el ministro de Industria en la inauguración.

El Campus está ubicado en una nave de 4.000 metros cuadrados, dividido en varios espacios diferenciados como uno de coworking, gestionado por TechHub, una aceleradora de empresas, SeedRocket, un espacio para organizar eventos, etc.