Los 62 millones de euros de este programa, aprobado en el Consejo de Gobierno, 47 serán destinados a «desempleados de larga duración» otorgando prioridad a quienes no reciban prestaciones o subsidios, y los 15 millones restantes tendrán como fin «la formación de jóvenes inscritos en el Fichero Nacional de Garantía Juvenil.

La consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, encargada de presentar el plan -que cuenta con 70 medidas-, ha declarado que la creación de empleo «es un objetivo» que comparten «con todos los ayuntamientos» porque «ellos son los que están cerca de los ciudadanos».

En palabras de la consejera Hidalgo, «los ayuntamientos, mediante una convocatoria, van a contratar a estas personas -parados de larga duración- y a la vez les van a dar una formación, una recualificación» para que puedan reincorporarse al mercado de trabajo e incrementen su empleabilidad.

La Consejera ha remarcado que de todas estas medidas la mitad deberán ser destinadas a las mujeres «porque las mujeres paradas de larga duración -ha dicho- son un porcentaje mayor que los hombres».

En este sentido, Hidalgo ha expresado la necesidad de apostar «por una auténtica y efectiva medida de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres».

En septiembre y octubre tendrán fecha la puesta en marcha de «tanto los cursos de formación como los cursos de contratación con recualificación».

En presencia del presidente de la Federación de Municipios de Madrid, Guillermo Hita, la consejera ha expresado su deseo de que haya una mayor colaboración entre «las 42 oficinas de empleo de la Comunidad de Madrid y los municipios de referencia sea mucho más potente».

Acerca de las políticas de empleo, ha afirmado que «los números están siendo positivos» aunque todavía quedan «425.514 personas que están esperando su oportunidad» y en ese sentido es necesario «trabajar conjuntamente con los ayuntamientos» ya que son ellos los que están «más cerca».

Fuente: El Economista